El infierno de las actualizaciones

Es un tema recurrente en software. Sale una nueva versión y hay que actualizarse. O no. No es lo mismo en cada caso. Por ejemplo este blog. Está en WordPress y lo actualizo automáticamente cada vez que me avisa. Es una maravilla, no me causa problemas. Las del antivirus tampoco suelen molestarme. Las del S.O. depende de cómo toque. Otras llegan demasiado rápido e inconexas, como por ejemplo le pasaba a Prestashop hasta hace poco (y todavía hay que ver qué pasará con ese tema, no lo veo muy claro yo todavía). Y hay otras que se hacen insufribles, como las que no para de hacer nuestro querido Facebook.

Actualizar es necesario. Pero hay que hacerlo con cabeza. Y eso es algo que no siempre es sencillo de hacer. Facebook por ejemplo las lanza y espera que el usuario las adapte y punto. Esa forma de proceder me molesta y mucho, así que logra que eche menos tiempo en esa red social. Twitter sin embargo las va integrando poco a poco, y me gusta más esa forma de proceder. El propio MSN tiene el buen sentido de permitir volver a la interfaz anterior si no quieres usar las actualizaciones sociales que metió en las últimas versiones.

Tened cuidado cuando tengáis que actualizar vuestro software, pensad en el impacto que pueda tener en vuestros usuarios. Hay que innovar, hay que actualizarse, pero no a cualquier precio.

Nuevo curso lleno de novedades para el comercio electrónico

Las novedades en el comercio electrónico son constantes. Se trata de algo relativamente nuevo y en permanente evolución. Surgen nuevos modelos de negocio. Algunos los imponen las grandes marcas, otros los crean pequeños emprendedores y terminan creando escuela. Sea como sea, este nuevo curso se presenta bastante cargado de novedades.

Parece que con la llegada de Amazon y de Alice a nuestro país el comercio electrónico se pone más serio que nunca. Muchos negocios pequeños de comercio electrónico acaban, mágicamente, de darse cuenta de que la competencia es enorme. Y de que, como en casi todos los mercados, existen los gigantes. Y que es difícil competir con un gigante. Difícil, pero no imposible. Tiene su lado positivo. Las grandes marcas proporcionan al mercado seguridad y estabilidad. Ayudan al cliente a familiarizarse con el modelo de negocio. En cierta forma son una medida de la madurez del mercado. Y parece que el comercio electrónico en España empieza a alcanzarlo.

Las grandes marcas son grandes, no invencibles. Son competencia, pero no enemigas. Puedes estudiarlas, siempre aportan cosas que puedes adaptar para tu comercio electrónico. Cierto que tienen armas muy potentes, como por ejemplo Amazon con los gastos de envío. Pero tienden a ser impersonales y rígidas. Se puede convivir con ellas. A fin de cuentas, todos queremos llegar a ser uno de los grandes. Tengámosles respeto, pero no miedo. Si sabes hacer bien las cosas, lograrás que tu comercio electrónico siga creciendo, y en parte gracias a los gigantes.

Amazon.es operativa desde hoy

Personalmente tenía muchas ganas de tener a Amazon en nuestro país. Es un referente en comercio electrónico, que da pocos pasos en falso que suele marcar tendencia dentro de esto del ecommerce. Amazon va a quitarles mucho mercado a muchos de los grandes de nuestro país, y con su política de gastos de envío se va a llevar el gato al agua con muchos, muchos clientes. Y no es el único que desembarca en españa, vienen más grandes con ganas de coger cuota de mercado en España, donde todavía estamos en pañales en el comercio electrónico.

A ver cómo lo encajan las grandes tiendas online del país. Creo que vamos a ver movimientos interesantes en los próximos meses, sobre todo cuando amazon.es comience a funcionar a pleno rendimiento. Todos atentos, siempre se puede sacar algo bueno estudiando a los grandes.

Vuelta al trabajo

Ya estamos aquí de vuelta de las vacaciones. Aunque me incorporé el día 1, ahora es cuando he logrado un pequeño hueco para revisar el blog. Siento la tardanza en responder a los comentarios, pero de verdad que no he podido hacerlo antes. La vuelta al trabajo siempre se hace cuesta arriba, pero todos tenemos que pagar facturas así que no podemos negarnos :)

Vuelta al trabajo. Nos vemos muy pronto :)